Declaración de las Naciones Unidas

El 14 de agosto de 1941, unos días después de la Conferencia del Atlántico celebrada del 9 al 12 de agosto de 1941, Franklin D. Roosevelt (Estados Unidos) y Winston Churchill (Reino Unido) suscribían un programa común de propósitos y principios enunciados en la declaración conjunta y conocida como la "Carta del Atlántico". Este documento no era un tratado entre los dos países. No constituía una definición definitiva y oficial de los fines de la paz. Era una afirmación de ciertos principios comunes en la política nacional de ambos países, en los cuales radicaban las esperanzas de un mejor porvenir para la humanidad. 

 

El 1 de enero de 1942, se firmaba en Washington la "Declaración de las Naciones Unidas" por Franklin D. Roosevelt (Estados Unidos), Winston Churchill (Reino Unido), Maxim Litvinov (Unión Soviética) y Tse-ven Soong (República de China). En este trascendental documento, los signatarios se comprometían a poner su máximo empeño en la guerra y a no firmar una paz por separado. Al día siguiente se sumaron los representantes de otras 22 naciones más (*). Este documento sería el comienzo que, tras el conflicto bélico, daría lugar a la Organización de las Naciones Unidas.

 

La Organización de las Naciones Unidas ó simplemente las Naciones Unidas (ONU/UN) fue fundada al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el 24 de octubre de 1945 en la ciudad estadounidense de San Francisco, por 51 países con la firma de la "Carta de las Naciones Unidas".

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomará el testigo, recibiendo las funciones y archivos de la Sociedad de las Naciones (SDN) o, extraoficialmente, Liga de las Naciones, que fue creada el 28 de junio de 1919 por el Tratado de Versalles y que será definitivamente disuelta el 18 de abril de 1946. 

  

La Organización de las Naciones Unidas es la organización internacional existente más grande. Se define, así misma, como una asociación de gobierno global que facilita la cooperación en asuntos como:

  • el derecho internacional
  • la paz y seguridad internacional
  • el desarrollo económico y social
  • los asuntos humanitarios
  • los derechos humanos

El 10 de diciembre de 1948, en París (Francia), la Asamblea General de Naciones Unidas adopta en su Resolución 217 A (III) la Declaración Universal de los Derechos Humanos que recoge los derechos humanos considerados básicos, queriendo dar respuesta a los horrores que se produjeron durante la Segunda Guerra Mundial, además de ser un intento para tratar de sentar las bases de un nuevo orden internacional. 

 

(*) 

Signatarios originales

Los 26 signatarios originales fueron: Estados Unidos, Reino Unido, Unión Soviética, República de China, Australia, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Checoeslovaquia, El Salvador, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, India, Luxemburgo, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Panamá, Polonia, República Dominicana, Unión Sudafricana y Yugoslavia.

 

Los signatarios posteriores

Más tarde se adhirieron a la Declaración los siguientes países (en el orden de las firmas): México, Colombia, Iraq, Irán, Liberia, Paraguay, Chile, Uruguay, Egipto, Siria, Francia, Filipinas, Brasil, Bolivia, Etiopía, Ecuador, Perú, Venezuela, Turquía, Arabia Saudita, Líbano.