Angela Orosz y György Faludi, bebés supervivientes de Auschwitz

Angela Orosz, nació el 21 de diciembre de 1944 en el campo de concentración nazi alemán de Auschwitz-Birkenau. Es el último bebé nacido allí poco antes de que el campo fuese liberado por el Ejército Rojo soviético el 27 de de enero de 1945

 

Angela era hija de Tibor Bein, abogado, y de Vera Otvos, ambos judíos húngaros que se casaron en el año 1943. En 1944, fueron encerrados en el gueto de Sátoraljaújhel, al noroeste de Hungría. El 22 de mayo de 1944, fueron deportados en tren durante un viaje de tres días al campo de concentración nazi alemán de Auschwitz-Birkenau. Nada más llegar ambos fueron declarados aptos para trabajar. Tibor muere unos meses más tarde con 32 años por agotamiento. Vera estuvo trabajando en distintos lugares del campo: en la clasificación de objetos de los deportados, construcción de carreteras, cocina, etc...

 

Después de informar de su embarazo, fue enviada al bloque médico adonde sirvió como conejillo de indias del Josef Mengele. Se sometió a inyecciones en el cuello del útero lo que evitaría volverse a quedar embarazada. 

 

El 21 de diciembre, Vera sintiendo que el parto era inminente, se lo comunicó a su jefa de barracón y le pidió ayuda. La jefa de barracón era hija de médico y le ayudó en el parto de Angela. La desnutrición de la madre durante el embarazo y el trabajo excesivo fue el motivo por el que el bebé pesó al nacer un kilo. Paradójicamente, esta debilidad le salvó la vida, ya que, el bebé era incapaz de llorar, lo cual evitó ser descubierto. Dos horas después del parto, Vera tuvo que dejar a su bebé escondido en la litera superior para presentarse a un recuento. A partir de entonces, ella misma le dio el pecho, a pesar de las dificultades para hacerlo, incluso ayudó a otro bebé al mismo tiempo que a su hija, Gyorgy Faludi, que nació el 27 de enero de 1945, el mismo día de la liberación del campo por el Ejercito Rojo soviético.

 

Vera y Angela regresaron a Hungría en noviembre de 1945. Angela en aquel momento solo pesaba tres kilos. Durante toda su vida, su salud fue muy frágil, sobre todo en la primera infancia, donde la tenacidad de su madre y la atención médica hacen que Angela sobreviva y camine. Llegó a la edad adulta midiendo solo 1,50 m.

 

"Mi madre era el única convencida de que podría vivir" 

 

Vera murió de cáncer el 28 enero 1992.

 

Angela Orosz comenzó su vida y formó una familia en Montreal, Canadá.