Eddy de Wind, superviviente de Auschwitz - "Auschwitz: última parada"

El libro "Auschwitz: última parada" escrito por el holandés Eliazar (Eddy) de Wind (La Haya-Holanda, 6 de febrero de 1916 - Amsterdam (Holanda), 27 de septiembre de 1987 - 71 años) estando prisionero en Auschwitz y solamente publicado en su lengua materna en el año 1946, nunca fue publicado en otro lugar. ESPASA lo publicará en España 73 años después en español y catalán a partir del 12 de noviembre de 2019. 

 

A principios de 1942, Eddy de Wind, entonces un joven médico judío de 26 años, es llevado como voluntario al campo de tránsito nazi alemán de Westerbork con falsas promesas. Allí, presta atención médica a otros judíos que esperan ser transportados a "destinos finales". Mientras está en Westerbork, Eddy conoce, se enamora y se casa con una joven enfermera, Friedel Komornik.

 

En septiembre de 1943, los nazis alemanes deportan a Eddy de Wind y Friedel Komornik a Auschwitz. A su llegada a Auschwitz, Eddy y Friedel son separados. Eddy trabaja como médico mientras Friedel se convierte en candidata para los pseudo experimentos médicos. Están alojados en "bloques" separados pero "adyacentes" (9 y 10). La visión ocasional del otro desde la distancia, el paso de notas y los breves y furtivos encuentros entre sí, y ocasionalmente un robado abrazo rápido, son lo que mantienen a Eddy y Friedel cuerdos, vivos y con un mínimo de esperanza contra la esperanza. 

 

A mediados de enero de 1945, cuando el Ejercito Rojo soviético se acercaba a Auschwitz, los nazis alemanes comenzaron a evacuar el campo. Comenzaban las "Marchas de la Muerte"Entre el 17 y el 21 de enero de 1945, las SS evacuaron a unos 56.000 prisioneros entre los campos y subcampos, obligándoles a caminar decenas de kilómetros bajo las condiciones climatológicas severas del invierno. Durante el proceso de evacuación, todos los prisioneros que estaban demasiado cansados para continuar caminando o intentaron escapar fueron asesinados a tiros por las SS. Se ha estimado que alrededor de 3.000 personas murieron de esta manera solo en la región de Alta Silesia y Opole. Entre 9.000 y 15.000 prisioneros de Auschwitz fueron asesinados durante todo el proceso de evacuación. Friedel fue uno de los obligados a marchar. Ella sobrevivió milagrosamente.

 

Eddy de Wind evitó las "Marchas de la Muerte" ocultándose en uno de los bloques. Allí comenzó escribir con urgencia sobre su experiencia y esta inmediatez es lo que distingue su historia. Las memorias son únicas, son crudas y sin forma por la historia, lo que las hace aún más poderosas y elocuentes. Escrito en tercera persona por motivos de seguridad, con nombres cambiados, incluido un personaje que parece ser Josef Mengele

 

Probablemente sea "el único libro completamente escrito dentro de Auschwitz". Un registro conmovedor, franco y detallado de las brutalidades indescriptibles que él y otros prisioneros experimentaron, escrito dónde y cuándo ocurrieron. Atrocidades y brutalidades que incluyeron hambre, palizas salvajes, crímenes sexuales, esterilización forzada, los experimentos médicos más crueles y repulsivos y, finalmente, gases y otras formas de asesinato de enfermos y sanos, de los muy jóvenes y los muy viejos y de todos en general. Eddy escribió su manuscrito por la noche, sentado en su litera, sacrificando parte de su descanso, después de largos y arduos días. Una experiencia sobre la cual Eddy escribe: "Sabemos que solo hay un final para esto, solo una liberación de este infierno de alambre de espino: la muerte". Para el 1.300.000 de seres humanos que fueron deportados a Auschwitz, para la mayoría la muerte fue de hecho su "liberación"... 

 

Mientras esperan a las tropas ruso soviéticas, Eddy y otros prisioneros se encuentran con una joven holandesa que había escapado de las "Marchas de la Muerte", deambulando aturdida y enferma en el congelado paisaje del infierno y del invierno. Se llama Roosje. Roosje le cuenta a Eddy sobre su sufrimiento inconmensurable e interminable en otros campos. Cómo tuvo que enterrar a su propia madre que había muerto de hambre: "Recibimos 300 gramos de pan y un litro de sopa por día"... “Nunca nos creerán en Holanda cuando volvamos y les contemos todo esto". Eddy le responde, le promete: "Nos haremos creíbles, habrá informes oficiales que probarán la verdad de nuestras historias y si alguien todavía no las cree, les preguntaré dónde están mi madre, mi padre, mis hermanos y las otras decenas de miles...". Después de la liberación de Auschwitz por el Ejercito Rojo soviético el 27 de enero de 1945, continuó durante tres meses cuidando a los que dejaron abandonados las SS, los que habían estado demasiado débiles o demasiado enfermos para marchar, y los moribundos.

 

Eddy cumplió su promesa. A su regreso a los Países Bajos, donde se reunió con Friedel, publicó "Auschwitz: última parada" en su lengua materna en el año 1946 pero nunca fue publicado en otro lugar.

 

Eddy se convirtió en uno de los psiquiatras y psicoanalistas más respetados en los Países Bajos y el autor de varios artículos ampliamente aclamados sobre lo que entonces se llamaba "concentratiekampsyndroom" (síndrome del campo de concentración), incluido su artículo internacionalmente reconocido "Confrontación con la muerte. Consecuencias psicológicas de la persecución". En 1984, fue galardonado con el prestigioso Royal Orde van Oranje-Nassau por su humanidad y servicio a la sociedad.

 

"Auschwitz: última parada" es un documento poderoso, a veces impactante, de la rutina del campo, de los altibajos diarios de la vida. Es un registro del horror de la existencia de los prisioneros, y una activa descripción del estrés de vivir con tanta incertidumbre. Pero La historia de amor de Eddy y su esposa Friedel lo explica todo, lo que demuestra que hay esperanza, incluso en el "infierno".

 

Su hijo, Melcher de Wind dijo: "Auschwitz es quizás la "máquina de asesinar" más espantosa jamás creada, pero el nombre se está convirtiendo lentamente en un término puramente abstracto. Es importante recordar que en realidad ocurrió; que no es simplemente un símbolo del potencial del hombre para el mal. La historia de mi padre sirve como una advertencia importante: ¡nunca más! No solo habla sobre los horrores del campo. Muestra de qué tipo de comportamiento son capaces las personas, tanto para lo bueno como para lo malo. De esta manera, hace que Auschwitz sea palpable, humano, y se aleja de lo abstracto. La historia de mi padre le da cara al sufrimiento".

 

Melcher de Wind, ve en "Auschwitz: última parada" como el último cumplimiento del deseo de su padre y la fuerza para sobrevivir durante el cautiverio: "Debo mantenerme vivo para contar esto; para contarles a todos sobre esto; convencer a la gente de que esto era cierto..."

 

"Auschwitz: última parada" de Eddy de Wind

Eddy de Wind llega a Auschwitz en 1943 junto a su esposa Friedel. Él es médico y ella enfermera. Allí son separados. Ella queda entre los presos destinados a los crueles experimentos médicos; él al cuidado de los prisioneros políticos polacos. Cuando la guerra está perdida y los nazis alemanes huyen del campo con los presos que sobreviven (entre ellos su mujer), Eddy decide esconderse y esperar la llegada de los rusos soviéticos. Permanece por un tiempo con ellos en el campo y allí empieza a escribir "Auschwitz, última parada" donde describe la rutina diaria, las atrocidades de las que ha sido testigo y víctima y la liberación por las tropas rusas soviéticas. Pero en su texto muestra también su amor y deseo hacia Friedel.

 

FNAC - Apple Books (edición en español) - Apple Books (edició en catalá)

 

Presentación a la prensa en Auschwitz, 24 de octubre de 2019

Fuentes: 

The Bookseller Published February 28, 2019 by Mark Chandler

Posted by Dorian de Wind, Associate Editor on Sep 30, 2019 in At TMV, Book Reviews