Segundo Juicio de Auschwitz

Los Juicios de Frankfurt Auschwitz, conocidos en alemán como Der Auschwitz-Prozess o Der Zweite Auschwitz-Prozess o el "Segundo Juicio de Auschwitz", fue una serie de juicios que empezaron el 20 de diciembre de 1963 y terminaron entre el 19 y 20 de agosto de 1965 en la ciudad de Frankfurt en la República Federal de Alemania (RFA/BRD) contra antiguos miembros del campo de concentración y de exterminio nazi alemán de Auschwitz.

 

Fritz Bauer fue nombrado fiscal jefe en el estado de Hesse en 1956 para comenzar el proceso criminal. En 1959 se unieron otros tres fiscales para ayudar en el trabajo con todas las pruebas. Hans Hofmeyer llevó como juez el proceso criminal contra "Robert Mulka y otros". 22 ex miembros de nivel medio y bajo del campo de concentración y de exterminio nazi alemán de Auschwitz fueron acusados por la ley criminal alemana por su participación en distinto grado en el Holocausto. Se condenó sólo a 17, de los cuales sólo 6 con la pena máxima de cadena perpetua. Durante el proceso se escucharon a 357 testigos.

 

A diferencia del Juicio de Auschwitz celebrado en Cracovia (Polonia) 16 años antes, del 24 de noviembre al 22 de diciembre de 1947, los Juicios de Frankfurt Auschwitz se basaron de acuerdo a las leyes estatales de la República Federal de Alemania (RFA/BRD) y no en la definición legal de crímenes contra la humanidad como se reconoce en el derecho internacional.

 

De los aproximadamente 8.200 miembros de las SS que sirvieron en el campo de concentración y de exterminio nazi alemán de Auschwitz y su red de subcampos, unos 7.000 de ellos sobrevivieron, de los cuales sólo 789 individuos fueron juzgados y de estos sólo 750 recibieron sentencia.