Crac del 29

El Crac del 29 fue la caída más devastadora del mercado de valores en la historia de la bolsa de Wall Street en los Estados Unidos, una bajada del 7% en los mercados lo cual produjo una inestabilidad bursátil y un desplome que acabaría con llevar a los Estados Unidos a la Gran Depresión.

 

Se suelen usar los siguientes tres nombres para describir aquel derrumbe de las acciones: Jueves Negro, Lunes Negro y Martes Negro. Todos ellos son apropiados, dado que el Crac no fue un hecho aislado de un solo día. La caída inicial ocurrió el Jueves Negro (24 de octubre de 1929), pero fue el catastrófico deterioro del Lunes Negro (28 de octubre de 1929) y del Martes Negro (29 de octubre de 1929) el que precipitó la expansión del pánico y el comienzo de unas consecuencias sin precedentes a largo plazo para los Estados Unidos y que rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo. Las caídas continuaron durante un mes.

 

Los economistas e historiadores no están de acuerdo en qué papel desempeñó el Crac en los eventos económicos, sociales y políticos posteriores en el Mundo.