"A pesar de la apatía del Mundo"

Simon Wiesenthal (Buczacz-Imperio Austrohúngaro, 31 de diciembre de 1908 - Viena-Austria, 20 de septiembre de 2005 - 96 años), de profesión arquitecto y cazanazis judío, que tras haber estado prisionero en el campo de concentración nazi alemán de Mauthausen durante la Segunda Guerra Mundial, ayudó a llevar a más de 1.100 criminales nazis alemanes ante la justicia, "a pesar de la apatía del Mundo".

 

Según Simon Wiesenthal, ODESSA (Organisation der ehemaligen SS-Angehörigen) Organización de Antiguos Miembros de las SS, se fundó en 1946 para ayudar a antiguos nazis alemanes prófugos de la justicia internacional. El canal ZDF de la televisión alemana realizó entrevistas a antiguos miembros de las SS que sugieren que ODESSA no fue la única organización secreta que Simon Wiesenthal describía. Existieron varias organizaciones, tanto encubiertas como abiertas, incluyendo la Oficina de Servicios Estratégicos (Office of Strategic Services u OSS), la cual fue el servicio de inteligencia de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y considerada la antecesora de la CIA (1947), varios gobiernos sudamericanos y una red de clérigos católicos con base en Italia que ayudaron a los antiguos miembros de las SS a huir de Alemania.

 

Durante años se dijo que Martin Bormannsecretario privado de Adolf Hitler, había muerto cruzando el río Spree durante la noche anterior a la rendición de Berlín el 2 de mayo de 1945, la realidad es que no se encontró un cuerpo hasta el año 1972, cuando un grupo de trabajadores excavando por aquella zona para realizar unas obras se encontró con dos cadáveres. Después de muchos años de dudas e investigaciones se estableció la "versión oficial" de que después de abandonar el búnker de la Cancillería se suicidó envenenándose el 2 de mayo de 1945 (con 44 años).

 

El periodista estadounidense Paul Manning asegura que Martin Bormann era el responsable de los inmensos fondos del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) y que junto a grandes banqueros alemanes lideró la operación de blanqueo de dinero más grande de la historia. Otro periodista norteamericano Gerald Posner asegura haberse topado con un expediente de Martin Bormann en la Policía Federal argentina. El periodista argentino Rogelio García Lupo contó en su libro "El Paraguay de Stroessner" que el presidente paraguayo era conocido de Martin Bormann, con lo que a raíz de eso se especuló sobre el posible exilio del nazi alemán en el país sudamericano. Se cree que su cuerpo fue repatriado en el año 1970 y que fue enterrado en el lugar donde se decía que había muerto. Cuando en el año 1988 se hicieron pruebas de ADN sobre el cráneo del cadáver encontrado, se llegó a la conclusión de que era el cráneo de Martin Bormann, aunque estuviera cubierto con una penetrante tierra colorada. El perito de parte del Estado alemán quiso dejar constancia en las actas de que creía que esa tierra, que no existe en Europa, era realmente tierra paraguaya. Cuando el FBI desclasificó el expediente de Martin Bormann en el año 1999 se supo que los agentes de la CIA y el FBI se cansaron de rastrear a Martin Bormann hasta el año 1971 e incluso hasta el mismo Adolf Hitler por la zona de los Andes en Bariloche en Argentina y por la comuna de La Unión en Chile, así como en la frontera compartida entre Argentina, Paraguay y Brasil.

 

Según Paul Manning, más de 10.000 antiguos nazis alemanes lograron escapar a Sudamérica a través de rutas de escape creadas por ODESSA y la Deutsche Hilfsverein (caridad alemana). Mientras que para Paul Manning, ODESSA en sí misma fue ocasional, la continua existencia de la organización de Martin Bormann era un hecho mucho mayor y más amenazante. En Argentina fue fundamental la ayuda del algunos obispos católicos, según archivos desclasificados del Departamento de Estado de los Estados Unidos consta información importante sobre la colaboración de Fermín Emilio Lafitte, obispo de Córdoba (Argentina), con criminales de guerra nazis alemanes fugitivos tras la rendición incondicional de la Alemania nazi.

 

Existe otro informe desclasificado que concluyo que funcionarios de la CIA ofrecieron refugio en Estados Unidos a varios antiguos nazis alemanes tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Según el diario The New York Times, que fue el primero en lograr una copia del informe de 600 páginas, revela que varios funcionarios estadounidenses recibieron el encargo de reclutar a científicos y altos oficiales nazis alemanes tras la Segunda Guerra Mundial e hicieron caso omiso de la orden del Presidente Harry S. Truman de no reclutar a nazis alemanes o personas relacionadas con ellos. Poco después el Presidente Harry S. Truman cambiaba de opinión.

 

Gracias a la ayuda de Simon WiesenthalAdolf Eichmann fue capturado en Argentina por el Servicio de Inteligencia israelí en la "Operación Garibaldi". Adolf Eichmann, emigrante alemán en Austria. SS Obersturmbannführer (Oficial Superior, equivalente en otros ejércitos a Teniente Coronel). Participó en la Conferencia de Wannsee. Fue el encargado de organizar la logística de los transportes de las personas deportadas a los campos de concentración y de exterminio nazis alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Dirigió la coordinación de las deportaciones de cientos de miles de judíos de todos los rincones de Europa hasta la Polonia ocupada y la construcción de las cámaras de gas en lugares tales como Auschwitz II-Birkenau, Bełżec, Chełmno, Sobibor y Treblinka. Cuando Heinrich Himmler decidió acabar con la maquinaria de la muerte, Adolf Eichmann hizo caso omiso y continuó dando órdenes para que todo continuase. Terminada la guerra se fugó a Argentina.

 

"Operación Garibaldi"

En 1960, Adolf Eichmann fue capturado por el Mossad, los servicios secretos israelíes, y llevado a Israel adonde fue juzgado y condenado a morir ahorcado. En su defensa dijo que él sólo cumplía ordenes. Murió ahorcado el 1 de junio de 1962 (con 56 años) en Israel.