Batalla de Bzura

<<ATENCIÓN: ALGUNAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS>>

El día 9 de septiembre de 1939, comenzaba la Batalla de Bzura (del 9 al 19 de septiembre de 1939) durante la invasión nazi alemana de Polonia, siendo decisiva en el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Está considerada como la batalla más importante de la Invasión de Polonia destacando el contraataque polaco y al mismo tiempo por ser la más sangrienta y amarga de todas (del 1 de septiembre hasta el 6 de octubre de 1939).  La batalla tuvo lugar cerca del río Bzura, próximo a la ciudad de Kutno, a unos 100 km al oeste de Varsovia.

 

La Batalla de Bzura marcó el éxito nazi alemán, ya que logró desarticular la única contraofensiva polaca que había arrojado resultados positivos. Un ataque de ruptura de Polonia tuvo el éxito inicial, pero terminó fracasando después de un contraataque concentrado nazi alemán.

 

El plan de ataque nazi alemán para invadir Polonia, denominada "Operación Fall Weiß", se basaba: 

  • En la desfavorable situación geográfica y militar de Polonia que hacía que el país se prestara a una maniobra de cerco llevada a cabo por fuerzas que se movieran rápidamente, procedentes del Norte y del Sur de la frontera.
  • Debido al conflicto ideológico con la Unión Soviética, la superioridad en Europa Oriental era una prioridad para el mando nazi alemán, a pesar de que el país se expusiera a un gran riesgo debido a la posible reacción de Occidente. Adolf Hitler creía en la palabra de su ministro de Asuntos Exteriores, Joachim von Ribbentrop, quien le había asegurado que ni Francia ni el Reino Unido le declararían la guerra.

Iniciada el ataque, Francia y Reino Unido le declararon la guerra a la Alemania nazi el 3 de septiembre de 1939, y el Ejército nazi alemán se vio necesitado de aplastar a Polonia rápidamente, ya que no estaban preparados para un ataque desde el oeste.