Los nazis alemanes llegan a Cracovia

(...)El 6 de septiembre, temprano por la mañana, los primeros soldados nazis alemanes fueron avistados por las calles de Cracovia: fue el primero de mil novecientos sesenta y tres días de ocupación nazi alemana.

 

El alcalde Stanisław Klimecki salió al encuentro de los primeros batallones alemanes, alcanzándoles en el puente Kościuszko. "Eran las seis de la mañana cuando, debido a mi función, me encontré en el puente IV. Me di cuenta de inmediato de que en la base del puente había una patrulla nazi con un oficial y con los rifles listos para disparar. Dispararon hacia el cielo. De repente salí del coche con las manos en alto para que no nos tirotearan y grité: Ich bin Bürgermeister von Krakau (Soy el alcalde de Cracovia). [...] Al cabo de unos minutos apareció también el oficial superior y juntos, en coche, fuimos al ayuntamiento".(...)