Lech Wałęsa y Solidarność

Lech Wałęsa (Popowo-Polonia, 29 de septiembre de 1943 - 75 años), hijo de familia humilde, de padre carpintero y madre campesina, nació durante la ocupación nazi alemana, antiguo sindicalista, cofundador junto con Tadeusz Mazowiecki del sindicato Solidarność (Solidaridad), político, Premio Nobel de la Paz en 1983, fue Presidente de Polonia de 1990 hasta 1995.

 

Lech Wałęsa ingresa muy joven en el partido rojo, implantado violentamente tras la Segunda Guerra Mundial. Cursará estudios de formación profesional, especializándose en electrónica. Sus conocimientos y su habilidad para las relaciones públicas le llevaron a escalar puestos dentro del partido comunista. En 1960, fue comisario político en las Fuerzas Armadas. 

 

En 1967, empieza a trabajar como técnico electricista en el Astillero Lenin en Gdańsk. Devoto católico, le conmocionó la represión de las protestas obreras en los años 70 y se puso en contacto con pequeños grupos opositores.

 

Se casará en 1969 con Danuta Gołoś con la que tendrá ocho hijos (4 niñas y 4 niños).

 

En 1970, durante una huelga fue miembro del comité ilegal en el astillero. Tras el sangriento final de la huelga, en la que resultaron muertos alrededor de 80 trabajadores por la policía antidisturbios, Lech Wałęsa fue detenido y condenado a un año de prisión por "comportamiento antisocial".

 

En 1976, Lech Wałęsa perdió su trabajo en el astillero por recoger firmas para construir un monumento en memoria de los 80 trabajadores muertos. Debido a su inclusión en una "lista negra informal", no pudo encontrar otro trabajo y fue mantenido, por un tiempo, por amigos.

 

En 1978, junto a Andrzej Gwiazda y Aleksander Hall, organizaron el movimiento clandestino Sindicato Libre de Pomerania (Wolne Związki Zawodowe Wybrzeża).

 

En 1979, fue detenido varias veces por desarrollar una organización "anti-estado", por lo que fue juzgado, declarado culpable y condenado a prisión. Fue liberado a principios de 1980, tras lo cual volvió a trabajar en al astillero.

 

El 14 de agosto de 1980, tras el comienzo de una huelga, Lech Wałęsa escaló el muro de los astilleros y con su atrayente personalidad se convirtió en el líder de la misma, persuadiendo a los trabajadores para pasar de la mera reivindicación salarial a una provocativa demanda política: sindicatos libres, como un derecho de los trabajadores. Esta huelga fue seguida de forma espontánea por otras, por toda Polonia. Lech Wałęsa se convierte en el principal negociador y firmante de los “Acuerdos de Gdańsk” con las autoridades comunistas después de 17 días de huelga. El 31 de agosto de 1980 está considerado como el comienzo simbólico del movimiento Solidarność, el cual contribuyó a la caída del comunismo en Polonia y en Europa.  

 

Tras dicha firma, el 17 de septiembre de 1980, nace el sindicato independiente Solidarność (Solidaridad), el primer sindicato libre, no alineado con el gobierno, en un país comunista. Esta concesión era impensable años atrás. Pronto Solidarność llegó a los 10 millones de afiliados, siendo Lech Wałęsa su indiscutible líder.

 

Durante 16 meses lucharon por encontrar un modo de convivir con las autoridades comunistas. Lech Wałęsa era astuto, impredecible, tenía un genio natural para la política, una habilidad sin par para detectar el “humor” popular y un gran poder para influir en las masas. Lech Wałęsa se describía jocosamente a sí mismo como un “bombero apagaba fuegos" del descontento popular.

 

El 13 de diciembre de 1981, el General Wojciech Jaruzelski implantó la Ley Marcial, suspendió Solidarność, arrestó a Lech Wałęsa y a otros líderes sindicales. Después de once meses en prisión, Lech Wałęsa fue liberado, readmitido de nuevo en el astillero y mantenido bajo vigilancia. Pero Solidarność no murió, y Lech Wałęsa continuó siendo su símbolo. Con el apoyo del Papa Juan Pablo II y de los Estados Unidos, él y sus compañeros en la dirección clandestina de Solidarność mantuvieron la llama viva.

 

Mientras tanto, Mijaíl Gorbachov llegaba al Kremlin.

 

En 1988, tuvo lugar otra huelga de ocupación en el Astillero Lenin de Gdańsk a la que se sumó otra vez Lech Wałęsa.

 

En 1989, se celebraron elecciones legislativas que fueron las últimas celebradas en la República Popular de Polonia. La primera vuelta fue el 4 de junio de 1989 y la segunda vuelta el 18 de junio de 1989. Estas elecciones fueron la consecuencia de los Acuerdos de la Mesa Redonda.

 

El 9 de diciembre de 1990, en las elecciones presidenciales, Lech Wałęsa obtiene el 40 por ciento de los votos en la primera vuelta. En la segunda vuelta logró ser nombrado Presidente de Polonia. Pasó de liderar el sindicato Solidarność a presidir Polonia. Pero tenía por delante una tarea muy difícil: regenerar material y moralmente el país. Tuvo que lidiar con situaciones tanto de crisis económica como social. En las elecciones presidenciales de 1995, cae derrotado por el socialdemócrata Aleksander Kwaśniewski.

 

Pese a esta derrota política, Lech Wałęsa es considerado como el líder de la libertad polaca de los años noventa. Su lucha por los derechos humanos fue premiada nacional e internacionalmente. Además del Premio Nobel de la Paz (1983), obtuvo el Premio Hombre del Año (1981), la Medalla de la Libertad (1981), el Premio Justicia Social (1983) y la Medalla Presidencial de la Libertad otorgada por George Bush padre en 1989, entre otros.