Bombardeos atómicos estadounidenses sobre Hiroshima y Nagasaki

Los bombardeos atómicos de Hiroshima, el 6 de agosto de 1945 y de Nagasaki, tres días después, el 9 de agosto de 1945, fueron ordenados por el Presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, contra Japón. Estos dos bombardeos atómicos junto con la Guerra soviético-japonesa, contribuyeron a la rendición del Imperio del Japón y al fin de la Segunda Guerra Mundial en el Mundo, seis años y un día después de su inicio.

 

El lunes 6 de agosto de 1945, Hiroshima, arma nuclear Little Boy, 4.400 kg, con una potencia explosiva de 16 kilotones, fue lanzada desde el bombardero estadounidense Boeing B-29 Superfortress llamado Enola Gay, dejó un total de 166.000 muertos.

 

El jueves 9 de agosto de 1945, Nagasaki, arma nuclear Fat Man, 4.670 kg, con una potencia explosiva de 21 kilotones, fue lanzada desde el bombardero estadounidense Boeing B-29 Superfortress llamado Bockscar, dejó un total de 80.000 muertos.

 

Los dos bombardeos atómicos estadounidenses dejaron un total de 246.000 muertos.

 

Hasta la fecha, estos dos bombardeos atómicos estadounidenses constituyen los únicos ataques nucleares de la historia contra ciudades en época de guerra.

 

<<ATENCIÓN: ALGUNAS IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS>>