Cámaras de gas con ruedas

La furgoneta de gas (gaswagen, spezialwagen, s-wagen, sonder-wagen, sonderfahrzeug) era un vehículo equipado con una caja trasera que se podía cerrar herméticamente todo lo cual se convertía en una cámara de gas con ruedas y se podía llevar a cualquier sitio. 

 

Las furgonetas de gas fueron ya utilizadas por la policía secreta soviética en la década de los 30 del siglo pasado. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi utilizó furgonetas de gas como método de exterminio para matar a los internos de asilos, gitanos, judíos y prisioneros de la Polonia ocupada, Bielorrusia y Yugoslavia.

 

En agosto de 1941, Heinrich Himmler asistió a un fusilamiento de judíos en Minsk organizado por Arthur NebeSS Gruppenführer und Generalleutnant der Waffen SS (Generales, equivalente en otros ejércitos a Teniente General de Infantería), después de lo cual, Heinrich Himmler vomitó. Una vez recuperado, Heinrich Himmler decidió que había que encontrar métodos alternativos para matar. Se volvió hacia Arthur Nebe y le dijo que había que buscar formas más "convenientes" de matar y que fueran menos estresantes para los verdugos. Arthur Nebe decidió experimentar asesinando pacientes mentales soviéticos, primero con explosivos cerca de Minsk, y luego con los tubos de escape de vehículos en Mogilev. Los experimentos de Arthur Nebe llevaron a la utilización frecuente de las furgonetas de gas. 

 

El número total de furgonetas de gas utilizadas es desconocido. Miembros de las SS, incluidos los Einsatzgruppen y de la Policía nazi alemana utilizaron por primera vez las furgonetas de gas en el otoño de 1941. Las furgonetas de gas nazis alemanas tenían la capacidad de asesinar a unas 50-70 personas de una vez. Un documento nazi alemán de fecha 5 de junio de 1942 habla de que en la ciudad ocupada de Minsk desde diciembre de 1941 a junio de 1942 tres furgonetas de gas fueron utilizadas para matar a unos 97.000 civiles. Aunque este tipo de vehículos ya habían sido utilizados para la gasificación de pacientes mentales de Prusia Oriental y de Pomerania en el campo de concentración nazi alemán de Soldau entre el 21 de mayo y el 8 de junio de 1940. 

 

La furgonetas disponían de un caja trasera que se cerraba herméticamente para las víctimas, se usaban unas mangueras desmontables las cuales se conectaban al tubo de escape del vehículo, una vez encendido el motor con estas mangueras se canalizaba el monóxido de carbono al interior de la caja trasera de la furgoneta. A las víctimas antes de entrar se les quitaban todas sus pertenencias de valor, a continuación tenían que desnudarse para luego entrar en la caja trasera, una vez cerradas las puertas herméticamente, se encendía una lámpara en el techo para calmar a los encerrados, se conectaba la manguera al tubo de escape, el conductor encendía el motor el cual producía suficiente monóxido de carbono para asfixiar a las víctimas, esto junto con la cantidad de personas agrupadas en tan poco espacio de sitio provocaba la muerte por los efectos combinados de la intoxicación y la asfixia, cuando los gritos y los golpes en las paredes de la caja trasera de la furgoneta se dejaban de escuchar, se desconectaba la manguera del tubo de escape y el conductor emprendía camino a un crematorio o a una fosa común. A veces, las gasificaciones solían hacerse en marcha cuando la furgoneta iba ya de camino al lugar donde se haría la cremación o el entierro. Era un método lento, algunas víctimas tardaban unos veinte minutos en morir. Con la utilización de esta furgonetas las gasificaciones no resultaban silenciosas con lo cual los conductores de las furgonetas podían escuchar los gritos de las víctimas y les resultaban muy molestos y perturbadores, según testimonios.

 

Se usaron dos tipos de furgonetas: un modelo de 3,5 toneladas para una capacidad de entre 30 y 50 personas (basados en Opel Blitz, Diamond y Renault) y un modelo más grande de 5 toneladas para una capacidad de entre 70 y 100 personas (basados en Saurer).

 

La empresa Gaubschat Fahrzeugwerke GMBH utilizando el chasis de furgonetas Renault llegó a fabricar cerca de 20 furgonetas de gas hasta el 23 de junio de 1942. La Saurer contribuyó con la fabricación de este vehículo a la gasificación de cerca de 400.000 personas en Europa Oriental, entre 1941 y 1945. 

 

El 8 de diciembre de 1941, el primer grupo de judíos fue deportado y asesinado en cámaras de gas móviles en Kulmhof (Chełmno). El primer campo de exterminio nazi alemán comenzaba su operación.