Batalla de Kursk

El 5 de julio de 1943, daba comienzo la Batalla de Kursk, conocida también como la "Operación Ciudadela". Fueron una serie de enfrentamientos armados en la región de Kursk en la Unión Soviética entre los nazis alemanes y los rusos soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. La ofensiva nazi alemana del 5 al 16 de julio de 1943. El contraataque ruso soviético desde el 12 de julio hasta el 23 de agosto de 1943.

 

La Batalla de Kursk está considerada como una de las batallas más grandes con tanques de la Historia. En la Batalla de Kursk participaron cerca de 3.000.000 de soldados, más de 9.000 tanques y más de 3.500 aviones. 

 

Los nazis alemanes harían un último esfuerzo ofensivo en el Frente Oriental, agrupando todo el grueso de sus fuerzas acorazadas, sus más modernas armas, las unidades más potentes y sus generales más prestigiosos para enfrentarse a las tropas del Ejército Rojo soviético. En la ofensiva ruso soviética fue la primera vez que el Ejército Rojo soviético derrotó a los nazis alemanes en pleno verano. La Batalla de Kursk marcó el inicio del avance ruso soviético que no pararía hasta llegar a Berlín.

 

La Batalla de Kursk tiene tanta importancia porque significó el primer combate en que la táctica ofensiva nazi alemana del Blitzkrieg (guerra relámpago) fue derrotada antes de que pudiera romper las defensas enemigas y además supuso un triunfo en estrategia avanzada del Ejercito Rojo soviético. El modelo de operación estratégica utilizado por los rusos soviéticos en la Batalla de Kursk está incluida en las escuelas militares dentro de los planes de estudio.