Elie Wiesel, superviviente de Auschwitz

 

“Lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia.

Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia.

Lo contrario de la fe no es herejía, es la indiferencia.

Y lo contrario de la vida no es la muerte,

sino la indiferencia entre la vida y la muerte” - Elie Wiesel

 

El 2 de julio de 2016, moría Eliezer (Elie) Wiesel (Sighetu Marmației-Rumania, 30 de septiembre de 1928 - Nueva York-Estados Unidos, 2 de julio de 2016 - 87 años)(A-7.713), superviviente de Auschwitz. En marzo de 1944, Alemania ocupó Hungría. Elie Wiesel tenía 15 años, y él y su familia, junto con el resto de la población judía de la ciudad, fueron obligados a entrar a uno de los dos guetos de confinamiento establecidos en Máramarossziget (Sighet), en aquel momento Rumanía ocupada por Hungría.

 

El 14 de mayo de 1944, las autoridades húngaras, bajo la presión nazi alemana, comenzaron a deportar a toda la comunidad judía al campo de concentración y de exterminio nazi alemán de AuschwitzA la llegada a Auschwitz, su madre, Sarah, y su hermana menor, Judith, fueron asesinadas. Elie Wiesel y su padre, Shlomo, fueron seleccionados para trabajar. Elie Wiesel y su padre fueron deportados posteriormente al campo de concentración nazi alemán de Buchenwald, donde su padre murió pocos días antes de que el campo fuera liberado por los Aliados - tropas estadounidenses el 11 de abril de 1945.

 

Elie Wiesel dedicó toda su vida a escribir y hablar sobre los horrores del Holocausto, con la firme intención de evitar que se repita en el Mundo una barbarie similar. Autor de tres novelas sobre sus vivencias durante aquellos años de represión y muerte ("La Noche", "El Alba" y "El Día", publicadas en español bajo el título de "Trilogía de la Noche"). Elie Wiesel fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1986.

 

"Hemos de tomar partido. La neutralidad ayuda al opresor, no a la víctima. El silencio alienta al torturador, nunca al torturado" - Elie Wiesel

 

En una entrevista, Elie Wiesel, admitió que su motivación principal para tratar de sobrevivir en Auschwitz era saber que su padre todavía estaba vivo: "Sabía que si yo moría, él moriría".

Sabía que Elie Wiesel, superviviente de Auschwitz, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en el año 1986