Nace un niña en Auschwitz

El 26 de octubre de 1944, el número 89.097 fue dado a una niña que nació en el campo de concentración y de exterminio nazi alemán Auschwitz II-Birkenau de una prisionera política polaca.

 

En el período inicial de la existencia del campo femenino (BIa), los recién nacidos allí eran ejecutados, independientemente de su origen étnico, sin llegar a ser registrados. Desde mediados de 1943, a los recién nacidos no judíos se les permitió vivir. A los pocos días de nacer, se les anotaba en los registros del campo y se les asignaba un número de prisionero. Los recién nacidos de mujeres judías fueron ejecutados nada más nacer hasta noviembre de 1944, cuando se detuvo el exterminio masivo de judíos.

 

Los recién nacidos en el subcampo para las familias judías de Terezin (BIIb) no fueron ejecutados, sin embargo, no hay registros existentes sobre cuántos bebés nacieron allí. Todos los integrantes de este subcampo fueron asesinados durante su liquidación en julio de 1944.

 

Los documentos disponibles indican que al menos 700 bebés nacieron en el campo de concentración y de exterminio nazi alemán Auschwitz-Birkenau, incluidos los recién nacidos en el subcampo para familias de gitanos (BIIe).

 

En la fotografía, corresponde a un bebé judío que tenía 1 ó 2 años cuando fue liberado por el Ejército Rojo soviético el 27 de enero de 1945. Puede ser una niña con número de prisionero A-25.141 ó A-5.141 o un niño con número de prisionero A-5.141 ó B-5.141. La fotografía fue tomada por el Ejército Rojo soviético.