Julius Madritsch - Justo entre las Naciones

El 11 de junio de 1984, moría Julius Madritsch (Viena-Imperio Austrohúngaro, 4 de agosto de 1906 - Viena-Austria, 11 de junio de 1984 - 77 años), empresario que llegó a Cracovia en la primavera de 1940. Fue nombrado miembro del consejo de dos tiendas de confitería judías, Hogo y Strassberg. Julius Madritsch se dio cuenta enseguida de que podía ganar más dinero fabricando productos textiles. A finales de 1940 Julius Madritsch abrió en Cracovia una fábrica de productos textiles con 300 máquinas de coser con las que dio trabajo alrededor de 800 personas. Julius Madritsch se ganó buena reputación como una persona que trataba bien a sus trabajadores. Aunque no es tan conocido como Oskar Schindler, muchos judíos le deben la vida a él.

 

A lo largo de los dos años de existencia del gueto de Cracovia, los judíos empleados en su fábrica de tejidos y trajes para el ejercito nazi alemán recibieron un trato mejor que los demás habitantes del gueto. Julius Madritsch se las ingenió para conseguir el permiso de estancia para todos sus empleados durante las dos deportaciones a las cámaras de gas de Bełżec, en junio y octubre de 1942. En septiembre de 1943, unos meses después del cierre del gueto, Julius Madritsch trasladó la producción al campo de Płaszów, adonde fueron llevados los judíos supervivientes de Cracovia, empleando a 2.000 prisioneros que, en medio de la degradación moral y material que los rodeada, vieron así garantizada su comida, ropa y zapatos. Frecuentemente tuvo que sobornar a las SS para garantizar la protección de sus trabajadores y tuvo muchos enfrentamientos con Amon Göth, Comandante del campo de concentración de Płaszów. En 1944, cuando Oskar Schindler trasladó la producción de su fábrica a la ciudad de Brünnlitz frontera histórica entre Bohemia y Moravia (actualmente República Checa), Julius Madritsch logró inscribir en la famosa lista a 60 prisioneros de su fábrica, salvándoles la vida.

 

 

"Yo les daré en mi Casa y dentro de mis muros un Monumento (Yad) y un Nombre (Shem) más valioso que los Hijos y las Hijas, Yo les daré un Nombre Perpetuo, que no se borrará" Biblia, Isaías, 56:5. Nombres y número de Justos entre las Naciones por países.