Pacto de Acero

El 22 de mayo de 1939, la Alemania nazi y la Italia de Benito Mussolini firmaron en Berlín el Pacto de Acero, Joachim von Ribbentrop, Ministro de Asuntos Exteriores de la Alemania nazi y Galeazzo Ciano, Ministro de Asuntos Exteriores por la Italia de Benito Mussolini fueron los firmantes. El Pacto de Acero era un acuerdo político-militar que comprometía a ambas potencias a apoyarse mutuamente en caso de guerra. El Pacto de Acero contenía una cláusula secreta, ambas naciones se comprometían a controlar sus respectivas medios de propaganda para engrandecer la imagen de ambos gobiernos. Adolf Hitler deseaba contar con países aliados en Europa para el momento de emprender la ya planeada invasión de Polonia

 

El Pacto de Acero no fue respetado por la Italia fascista de Benito Mussolini en el momento de invadir Polonia por la Alemania nazi. El Reino Unido y Francia le declararon la guerra a la Alemania nazi el 3 de septiembre de 1939, en ese momento Benito Mussolini objetó que Italia no estaba lista para participar en la contienda. No sería hasta la derrota de Francia en 1940 cuando Benito Mussolini validaría el Pacto de Acero, declarando finalmente la guerra al Reino Unido y a la ya derrotada Francia. El Pacto de Acero perdió su validez durante el verano de 1943, cuando Benito Mussolini fue arrestado durante un golpe de estado, y el nuevo Gobierno italiano firmó un armisticio con los Aliados.