"Quema de libros en púbico"

 

"Dort, wo Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen" 

"Donde los libros se queman, terminas quemando personas"

Heinrich Heine (Almansor)

 

El 10 de mayo de 1933, se llevo acabo en la Alemania nazi la "quema de libros en publico" bajo la dirección de la Federación Nazi de estudiantes (Nationalsozialistischer Deutscher Studentenbund - NSDStB) en la Plaza de la Ópera en Berlín y en otras 21 ciudades universitaria.

 

La acción fue planeada y ejecutada por las asociaciones de estudiantes alemanas en la que estudiantes, profesores y miembros del Partido Nazi alemán quemaron en hogueras y de forma pública libros de todos aquellos autores que habían sido condenados al ostracismo.

 

La quema de libros en público fue el punto álgido de la acción llamada "Acción Contra el Espíritu Anti-Alemán" (Aktion wider den undeutschen Geist). Tras la toma del poder del régimen nazi en marzo de 1933 se comenzó con la persecución sistemática de los escritores judíos, marxistas, pacifistas y otros autores opositores o simplemente desagradables al régimen nazi.

 

Entre los miles de libros quemados en la Opernplatz en Berlín el 10 de mayo de 1933, después de la incursión nazi alemana en el Institut für Sexualwissenschaft, había obras de Heinrich Heine.

 

Para conmemorar el terrible suceso, una de las líneas más famosas de la obra Almansor (1821) de Heinrich Heine -en la que el Cardenal Cisneros, confesor de Isabel la Católica, ordena quemar todos los ejemplares del Corán y libros en árabe en la Plaza Bib-Rambla de Granada y que se esperaba que siguiera con la quema de humanos (musulmanes y luego judíos)-, fue puesta una placa en el suelo en el mismo lugar donde sucedió: "Das war ein Vorspiel nur, dort wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende Menschen" ("Fue solo un preludio, donde los libros se queman, terminas quemando personas").