Adolf Hitler se suicida

El 30 de abril de 1945, Adolf Hitler se suicida (con 56 años) en el búnker de la Cancillería en Berlín junto con su ya mujer Eva Braun. Esta es la versión oficial que elaboró por encargo de su gobierno el historiador británico Hugh Trevor-Roper.

 

Adolf Hitler se suicidó de un disparo en la sien con una pistola semiautomática Walther PPK, mientras que su esposa, Eva Braun se envenenó con cianuro.

 

Adolf Hitler tomó la decisión de que los rusos soviéticos no iban a capturarlo vivo y que tampoco iban a hacerse con su cadáver, por lo que ordenó que tanto su cuerpo y como el de Eva Braun fuesen quemados después de su suicidio.

 

Adolf Hitler evitaba así que se repitiese lo sucedido dos días antes, el 28 de abril de 1945, Benito Mussolini y su amante Clara Petacci intentando escapar a Suiza fueron capturados por un grupo de partisanos comunistas y fueron fusilados en Giulino di Mezzegra, Azzano, Como (Italia). El 29 de abril de 1945, sus cadáveres fueron trasladados a Milán donde los arrojaron en la Plaza de Loreto para que la gente los golpeara y luego fueron colgados del techo de una gasolinera de la plaza junto a Nicola Bombacci, Alessandro Pavolini y Achille Starace.

 

El 29 de abril de 1945, se informó a Adolf Hitler de la muerte de Benito Mussolini, aunque no esta caro si se le transmitieron los detalles de lo sucedido con su cadáver y el de su amante Clara Petacci. En cualquier caso, Adolf Hitler ya había tomado la decisión de que los rusos soviéticos no iban a capturarlo y tampoco iban a hacerse con su cadáver, por lo que ordenó que el suyo y el de Eva Braun fuesen quemados después de su suicidio. Adolf Hitler evitaba así que se repitiese lo sucedido dos días antes con Benito Mussolini y su amante.

 

Según contó Hermann Göring en una conversación durante los Juicios de Núremberg, Adolf Hitler y él habían visto juntos las fotografías de Benito Mussolini colgado boca abajo, este día fue la última vez que Hermann Göring estuvo con Adolf Hitler.