Liquidación final del gueto de Cracovia

(...)El sábado 13 de marzo de 1943, cuando aún estaba amaneciendo, las SS volvieron a rodear el área que quedaba del gueto, posicionándose con sus carabinas en la plaza central como habían hecho durante las acciones precedentes. Todo sucedió muy temprano, para evitar que los judíos, que aún dormían, se percataran de lo que estaba pasando e intentaran fugarse hacia la zona aria.

 

Gunter, el presidente del Judenrat, fue informado por la mañana por el jefe de policía Schemer de que los judíos del gueto A tenían tiempo hasta las cuatro de la tarde para dejar sus casas y alcanzar andando el campo de Płaszów. Los del gueto B, en cambio, se tendrían que presentar al día siguiente en Plac Zgody para ser trasladados a las barracas del Julag I. Aquéllos que no obedeciesen las ordenes serían fusilados de inmediato en la calle.(...)