Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

El 1 de noviembre de 2005, la Asamblea General de Naciones Unidas, resolución 60/7, designó el 27 de enero como el "Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto". El genocidio sin precedentes ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial y que se saldó con la muerte de aproximadamente 6 millones de judíos, 5 millones de eslavos, 3 millones de polacos, 200.000 gitanos, 250.000 discapacitados mentales y físicos y 9.000 hombres homosexuales por parte del régimen nazi alemán y sus colaboradores.

 

La palabra Holocausto, cuyo significado actual se aleja bastante de su etimología, proviene de la traducción griega del texto masorético conocida como Versión de los setenta, en la que el término olokaustos (ὁλόκαυστος: de ὁλον, "completamente", y καυστος, "quemado") traduce una palabra hebrea que se refiere a un sacrificio consumido por el fuego. Su uso era sobre todo bíblico: el Levítico (Lv. 6,9) habla del holocausto como de aquel sacrificio en el cual el animal, habitualmente un buey, era incinerado enteramente, salvo el cuero, en homenaje a Dios.

 

Los judíos utilizan para referirse al Holocausto el término Shoá (Shoah o Sho'ah), término proveniente del hebreo שואה y cuyo significado es "catástrofe". La palabra forma parte de la expresión Yom ha-Sho'ah, con la que se nombra en Israel al Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

 

En yidis para referirse al Holocausto se emplea la expresión hurb'n eiropa, que posee el significado de "destrucción de las comunidades judías de Europa, incluyendo en el termino también la cultura de las mismas".