"Operación Reinhard"

La "Operación Reinhard" era el nombre en clave que los nazis alemanes dieron al plan de asesinar a todos los judíos polacos. Para el nombre de la operación se utilizó el primer nombre de pila de Reinhard Tristan Eugen Heydrich, SS Obergruppenführer (Generales, equivalente en otros ejércitos a General de Infantería). Reinhard Heydrich es considerado uno de los principales ideólogos de la "solución final de la cuestión judía" (Endlösung der Judenfrage), su participación fue fundamental para la planificación sistemática de los asesinatos en masa.

 

La puesta en marcha de la "Operación Reinhard" supuso la fase inicial del Holocausto. A los pocos meses Reinhard Heydrich sufrió un atentado en Praga, "Operación Antropoide", muriendo a los pocos días como consecuencia de las heridas sufridas en el mismo.

 

Para la "Operación Reinhard" se utilizaron los campos de Chełmno, TreblinkaMajdanekSobibor, Bełzec y Auschwitz.

 

La "Operación Reinhard" se diseñó como un "método más humano" para llevar a cabo el asesinato en masa de personas, pero sólo desde el punto de vista de los verdugos encargados de matar a sus víctimas. Las ejecuciones en masa con armas de fuego tenían un "efecto negativo" en la "estabilidad" y en la "conciencia" de los pelotones de ejecución de las SS. Por esto se utilizaba el monóxido de carbono que salía por el tubo de escape de un motor o el gas "zyklon B" para matar a las personas y de esta forma "abstraer" a los verdugos del acto de matar. Esto supuso el inicio de una forma de asesinato en masa industrializado sin precedentes en la Historia de la Humanidad.

 

Se estima que durante la "Operación Reinhard", hasta finales de 1942, se asesinaron al menos un millón setecientas mil personas.

 

A continuación las operaciones de exterminio continuaron en el resto de los campos de exterminio y de concentración y en los campos de exterminio nazis alemanes al ritmo burocrático que permitía la Segunda Guerra Mundial.