Helena Dunicz-Niwińska, superviviente de Auschwitz - "Memorias de una violinista en Birkenau"

El 12 de junio de 2018, moría en Cracovia Helena Dunicz-Niwińska (Viena-Imperio Austrohúngaro, 28 de julio de 1915 -  Cracovia-Polonia, 12 de junio de 2018 - 102 años) (64.118), superviviente de Auschwitz. Helena empezó a tocar el violín a la edad de diez años en la localidad de Lviv, en el oeste de Ucrania. Desde 1934 hasta 1938 estudió pedagogía continuando con sus estudios musicales. La música siempre acompañó su vida hasta el punto de conseguir librarla de la muerte. 

 

En enero de 1943, Helena tenía 28 años, cuando fue detenida junto con su madre y llevadas a la prisión de Łącki en Lviv. En octubre de 1943, fueron trasladadas al campo de concentración y de exterminio nazi alemán Auschwitz II-Birkenau. Donde Helena fue obligada a formar parte de la orquesta de mujeres desde casi el momento que llegó al campo. Su madre no resistió las durísimas condiciones de vida y murió con 55 años a principios de diciembre.

 

Los nazis alemanes permitieron que los prisioneros que mejor tocaban los instrumentos pudieran formar parte de las orquestas que había en los campos para que marcaran el paso del resto de prisioneros cuando se dirigían al trabajo o para los innumerables recuentos al cabo del día y también para amenizar las veladas de los oficiales los fines de semana. Helena ensayaba continuamente en el barracón de ladrillo número 24 del campo de mujeres en Auschwitz II-Birkenau.

 

Helena estuvo en Auschwitz II-Birkenau hasta poco antes de la liberación del campo por el Ejercito Rojo soviético, el 27 de enero de 1945. Helena antes de ser liberada pasó por dos campos de concentración en la Alemania nazi, primero, el de Ravensbrück, y por último, el de Neustadt-Glewe.

 

Había 11 orquestas de prisioneros tocando en Auschwitz-Birkenau. Su principal objetivo era tocar marchas mientras los comandos de trabajo marchaban a trabajar y regresaban al campo.

Había 11 orquestas de prisioneros tocando en Auschwitz-Birkenau. Su principal objetivo era tocar marchas mientras los comandos de trabajo marchaban a trabajar y regresaban al campo. Este número incluía la banda de mujeres establecida en el año 1943, cuya directora era una violinista del más alto nivel, Alma Rosé. Aunque las obras de compositores polacos y judíos estaban prohibidas, también ocurrían situaciones excepcionales cuando se tocaba su música. El CD Chopin en Birkenau es la reconstrucción de una pieza orquestada por Alma Rosé en Auschwitz-Birkenau en 1944, y realizada por la orquesta que ella dirigió. La transcripción de la pieza de Chopin fue iniciativa de Helena Dunicz-Niwińska, ex integrante de la orquesta femenina en el campo. © 2016 Renata Koszyk 

 

-El CD se puede comprar en las librerías que hay en el Museo Memorial Auschwitz-Birkenau-

 

Helena escribió sus memorias con 98 años, publicadas, primero en polaco, con el titulo "Drogi mojego życia - Wspomnienia skrzypaczki z Birkenau". Posteriormente fueron traducidas al inglés "One of the Girls in the Band - The Memoirs of a Violinist from Birkenau", al italiano "Una violinista a Birkenau" y al alemán "Wege meines Lebens - Erinnerungen einer Geigerin aus Birkenau".

-El libro se puede comprar en las librerías que hay en el Museo Memorial Auschwitz-Birkenau-