"Operación Margarethe"

El 19 de marzo de 1944, por temor a la intención de Hungría de abandonar el Eje, los alemanes ocupan Hungría, nombre en clave "Operación Margarethe" y obligan a su regente, el almirante Miklós Horthy, a designar a un primer ministro proalemán, Döme Sztójay. Comenzó entonces la represión masiva contra los judíos, que fueron deportados a los campos de concentración nazis alemanes. La oposición conservadora, la de izquierdas, los Aliados y los países neutrales, incluyendo al Nuncio, protestaron ante Miklós Horthy, quien en julio se decidió a poner fin a las deportaciones. El 27 de agosto de 1944 destituyó a Döme Sztójay y nombró al general Géza Lakatos, al que encargó que preparase la rendición ante los rusos soviéticos, que estaban ya en territorio húngaro.

 

En octubre de 1944, Miklós Horthy preparó la deserción de la Alemania nazi de manera chapucera. Su situación era, no obstante, difícil, pues el país había sido ocupado por los nazis alemanes y muchos de sus oficiales lo habían traicionado. Aparte de eso, el espionaje nazi alemán sabía sobre su plan y él tuvo que apresurarse debido a un posible golpe de Estado preparado por Ferenc Szálasi. Ferenc Szálasi había comunicado a los nazis alemanes la fecha en la que Miklós Horthy iba a anunciar el armisticio con los soviéticos, que se había firmado el 11 de octubre de 1944. Se estableció un gobierno títere de la Alemania nazi con Ferenc Szálasi (Partido de la Cruz Flechada) al frente.

 

"Operación Panzerfaust"

El 15 de octubre de 1944, daba comienzo la "Operación Panzerfaust", una operación militar llevada a cabo por la Alemania nazi para mantener bajo control el Reino de Hungría y asegurar su permanencia dentro el Eje. La operación tuvo lugar como continuación de la "Operación Margarethe", que había concluido con la ocupación pacífica del país.

 

Sitio de Budapest

El 29 de octubre de 1944, comenzaba la ofensiva ruso soviética y rumana contra Budapest, la cual duraría 108 días, hasta su caída, el 13 de febrero de 1945. El Ejercito Rojo soviético se hace con Budapest, el 80% de sus edificios son destruidos o dañados. La ciudad fue saqueada totalmente por los soldados rusos  soviéticos desertores y por criminales húngaros. Miles de mujeres fueron víctimas de violaciones.